Sanofi

10 cosas que se pueden aprender de personas muy creativas

¿Qué convierte a alguien en creativo? ¿Qué es la creatividad? Mucha gente asume que es algo que teníamos de niños y que la mayoría de la gente ha perdido, excepto algunos excéntricos que han conseguido tener codiciados trabajos «creativos» en la edad adulta.

La ciencia ha demostrado que, en muchos sentidos, todos somos creativos, pero esa creatividad adopta muchas formas distintas. ¿Qué podemos hacer para utilizar esta flexibilidad cognitiva?

Estos son algunos de los hábitos que recomendamos para mantener el flujo de los jugos creativos.

1. Sé apasionado

La pasión es el combustible emocional que despierta la creatividad, pero este es solo el principio de la aventura creativa. La gente que verdaderamente desea hacer realidad sus ideas creativas, equilibra el entusiasmo inicial con la estrategia realista y las acciones deliberadas que les acercan a sus objetivos finales. Por supuesto, sigue tu pasión, pero asegúrate de que no lo haces ciegamente. Establece objetivos y sigue una estrategia para cumplirlos.

2. Deja que tu mente divague

A pesar de todo lo que te han dicho tus padres y profesores, la gente creativa sabe que soñar despierto es una de las partes más importantes del descubrimiento de ideas, y ciertamente no es una pérdida de tiempo. Si dejas que tu mente divague puedes conseguir grades mejoras en el pensamiento creativo, y puede ayudarte a relajarte lo suficiente para hacer ese gran avance que necesitas. Un consejo que podrías seguir es dedicar al menos 5 minutos de cada hora para permitirte soñar despierto. Dibuja, haz garabatos o incluso da un paseo o duérmete. Un escritor con el que trabajé solía hacer siestas de 20 minutos debajo de su escritorio, se despertaba y luego escribía continuamente durante 3 horas. Prueba algunas de estas ideas y verás cómo afecta a tu trabajo.

3. Pasa algún tiempo solo

Cuando te ves rodeado constantemente de gente, tu mente se centra en ellos y en las cosas que ocurren a tu alrededor. Esto puede impedir que pares a pensar en ti, y que puedas desconectar y dejar la mente en blanco para que puedan aflorar las ideas más creativas. Las mejores ideas no vienen en el momento en el que las buscas, sino cuando más relajado y fuera del contexto estás. Aprovecha cualquier oportunidad que tengas para reflexionar, establecer nuevas conexiones y encontrar nuevos significados. El tiempo para ti no siempre se acepta socialmente en la sociedad moderna, pero es esencial para dejar fluir la creatividad y poder reflexionar por uno mismo con tranquilidad

4. Usa tu intuición

Es posible que hayas oído hablar de la teoría del «cerebro rápido y lento» o el «pensamiento rápido y lento». Tu intuición es una parte importante de este sistema, y el «cerebro rápido» te ayuda a establecer nuevas conexiones con tus conocimientos existentes y generar ideas creativas, mientras que el «cerebro lento» te ayuda a explorar estas ideas y averiguar sus usos y aplicaciones. Es bastante difícil dar consejos sobre cómo usar activamente la intuición «rápida» y «lenta» del cerebro, pero un buen punto de partida sería absorber tantos conocimientos como puedas.

5. Mantén una actitud abierta

Tener una actitud abierta a nuevas experiencias ampliará tus horizontes y expondrá tu mente a la inspiración y a nuevas vías para la creatividad. El deseo de aprender puede tener un impacto mucho más profundo en la calidad del trabajo creativo que el intelecto puro, así que deberíamos esforzarnos por aprender tanto como podamos todo el tiempo. Si quieres mejorar tu creatividad, deberías probar una nueva salida creativa o intentar expresarte en un medio diferente. Esto puede ser tan sencillo como tomar una ruta diferente para ir al trabajo o buscar un grupo de personas con intereses distintos de los tuyos de las que podrías aprender algo. La mentalidad abierta te ayudará de muchas formas diferentes con tu creatividad. Significa que estás más abierto a los cambios, la innovación y las ideas de otros, así como a las sugerencias sobre cómo mejorar tu propio trabajo creativo.

6. Céntrate

Aunque ser consciente del momento presente sin distracciones o juicios es una destreza esencial para cualquiera que busque alegría y plenitud en su vida, es especialmente importante para cualquiera que desee ser un pensador más creativo. Ser consciente de esta manera puede beneficiarte en muchos sentidos, por ejemplo, como ayuda para concentrarte durante las tareas, mantener la atención, ser empático y mostrar compasión e incluso mejorar tu comprensión y tu aprendizaje. Muchas de estas cosas van de la mano de la creatividad, así que intenta ser consciente de lo que estás haciendo y con quién estás trabajando a lo largo del día.

7. Se sensible

Además de la conciencia plena, una naturaleza sensible suele acompañar a la creatividad. La gente sensible está en sintonía con sus sentimientos y los sentimientos de la gente que les rodea. Establecen vínculos entre acciones, reacciones y emociones. La sensibilidad también puede significar ser más consciente de tu entorno y la impronta sensorial que el mundo deja en ti. Tanto si se trata de sonidos, aromas, vistas o simplemente algo que sienten, la gente sensible está en contacto con el mundo.

8. Juega

No tengas miedo de dejar que salga el niño que llevas dentro. Los estudios han demostrado que mezclar trabajo y juego es positivo para los adultos. Con el tiempo, esto podría dar lugar a grandes momentos de inspiración, mayor esfuerzo y crecimiento creativo en general.

9. Encuentra el lado positivo

Las cosas no siempre suceden como deseas. Sinceramente, las cosas casi nunca suceden como deseas en el ámbito creativo, así que es importante ser capaces de experimentar la pérdida y la derrota de una manera positiva. Si piensas en hasta qué punto el arte y la creatividad se han inspirado en la lucha y el sufrimiento, te darás cuenta de que las emociones negativas pueden actuar como un catalizador para producir obras creativas increíbles. El secreto es utilizar nuestras experiencias negativas para aprender, en lugar de dejarse consumir por ellas y abandonar.

10. Piensa de manera diferente

Nadie ha descubierto nada nuevo pensando de la misma manera que los demás. Si las personas creativas comparten una cosa, no pretenden a mantenerse dentro de los límites del pensamiento convencional o «normal». Al elegir hacer las cosas de forma diferente, las personas creativas aceptan los riesgos de la incertidumbre y el fracaso, pero también abren la puerta a la innovación y el descubrimiento. El secreto de aplicar este principio a tu vida cotidiana es simplemente «no tengas miedo al fracaso». Fracasarás cientos o miles de veces antes de encontrar la respuesta correcta o descubrir algo nuevo. El ensayo y el error son la madre y el padre de la invención, así que no tengas miedo de usarlos para dar a luz a tus ideas, aunque parezca algo confuso.

CUENTA TU HISTORIA

Rellena el formulario de abajo y envíalo al equipo de Pharmaton®

Háblanos de ti:

AL enviar esta historia doy mi consentimiento a que su contenido sea adaptado y publicado en el sitio web de Pharmaton®.
*CAMPOS OBLIGATORIOS